CONSUMO

Con la promulgación de la Constitución Española, la protección de los consumidores y usuarios se convierte en un principio básico que obliga a las Administraciones Públicas a asegurar a los ciudadanos sus derechos y libertades en este ámbito. Cumpliendo con dicho mandato constitucional, fue aprobado el Real Decreto Legislativo 1/2007 de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias (B.O.E número 287, de 30 de noviembre). Este texto, y las leyes promulgadas por las Comunidades Autónomas, entre las que cabe destacar el  Estatuto de los Consumidores y Usuarios de la Comunidad Valenciana, Ley 1/2011, de 22 de marzo, de la Generalitat, por la que se aprueba el Estatuto de los Consumidores y Usuarios de la Comunitat Valenciana (D.O.G.V. 6487 de 24 de marzo de 2011), asienta la protección y defensa de los consumidores y usuarios.

Son derechos básicos de los consumidores y usuarios;
a) La protección contra los riesgos que puedan afectar su salud o seguridad.
b) La protección de los legítimos intereses económicos y sociales.
c) La indemnización de los daños y la reparación de los perjuicios sufridos.
d) La información correcta sobre los diferentes bienes o servicios y la educación y divulgación para facilitar el conocimiento sobre su adecuado uso, consumo o disfrute.
e) La audiencia en consulta, la participación en el procedimiento de elaboración de las disposiciones generales que les afecten directamente y la representación de sus intereses, a través de las asociaciones, agrupaciones, federaciones o confederaciones de consumidores y usuarios legalmente constituidas.
f) La protección de sus derechos mediante procedimientos eficaces, en especial ante situaciones de inferioridad, subordinación e indefensión.

Y es precisamente estos derechos básicos lo que desde TYRIUS se pretende proteger a través de las distintas actuaciones y servicios puestos a disposición del consumidor y usuario y que se ofrecen diariamente a través del gabinete de consumo del departamento jurídico.

La Asociación TYRIUS ofrece asesoramiento, tramita consultas, reclamaciones y quejas, ofrece información y formación en materia de consumo, todo ello en aras de la defensa y protección de los derechos e intereses de los consumidores y usuarios.